Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 septiembre 2009

realicé una destilación de este poeta (Canción de cuna para un héroe, Ed. Ya lo dijo Casimiro Parker, Madrid, diciembre de 2008). mi cuaderno es testigo de ello.

cuando quise acercarme de nuevo a la selección para transcribir un orden, me vi forzado a reconocer que no podría completar el trabajo.

la sucesión de imágenes que pujan por significarse destruye toda posibilidad de avance: la insistencia de lo impotente


la noche es un terrón de azúcar
.
el tiempo es una máscara
.
un tren es un secreto
.

pero he aquí lo interesante, el proceso de destilación es inútil cuando el poeta trabaja con la fragmentación de relatos propia de un sueño. todo intento de definición es abortable. todo asentamiento es una mutación de lo posible.

qué hermosa contradicción, que allí donde se hace más potente el discontinuo, es más continuo el poema.

tres textos destacan en este sentido muy por encima del resto.


Llegaron sin respirar
yo fumaba un cigarrillo tras otro para ponerme amarillo
cuando se desvistieron las mujeres busqué droga en el armario
para calmar la ofensa pero la droga supuraba estrellas de mar
entre mis dientes
todos sabían que estaba fuera de la habitación
yo también sabía que ellos bailaban sobre los ceniceros
la puerta estaba abierta pero en la calle había lo mismo
un hombre saliendo de una habitación y garbanzos que bailan en un cenicero
una palmera hacía el pino mientras coleccionaba cerillas en el ombligo
la noche quería acostarse con cualquiera porque estaba tan sola como un vaso de leche
no era un sueño porque las uñas me crecían
la nieve subió al tren y todos perdimos un amigo
entregué las llaves y seguí rompiendo puertas.


Está prohibido tocar una montaña si quieres ser parte de la montaña
el sol es un niño gastando una broma a sus abuelos
apareció el poema con su cara de ajo machacado
y sus andares de alfiler torcido
para cenar pidió un puzzle
y después una mujer
con poco pecho y muchos zapatos
trajeron agua


El payaso cuenta las víctimas por miles
los cuerpos sin vida forman una llanura de azogue
hoy desmontará la carpa
se llevará los muertos
volverá a dejar su nariz en el baúl de cosas inservibles
y querrá sonreír sin que nadie lo culpe.

Read Full Post »

Yo pertenezco a una raza de mujeres con el corazón biodegradable.
Cuando una de nosotras muere
exhiben su cadáver en los parques públicos, los niños se acercan para curiosear en su garganta de hojalata, se celebran festines con moscas y gusanos, me cae mal porque me hizo sonreír a mí, que soy tan triste.
A los treinta días exactos de su muerte el cuerpo de esta extraordinaria raza
se autodestruye, y a las puertas de vuestras casas llaman los restos del alma de las mujeres sobrenaturales,
chocan contra vuestras paredes, sus empastes y sus uñas agujerean vuestras ventanas
hasta que sangran nuestras aortas clavadas a la tierra, igual que las raíces.
Al morir nos abren el estómago, examinan con los dedos su interior, rebuscan entre las vísceras el mapa del tesoro,
sacan sus dedos negros de todos los poemas que se nos han quedado dentro con los años.

Un espectáculo.

Pertenezco a una raza desarrollada más allá de los púlpitos. Soy una de ellas porque mi corazón mancha al tomarlo entre las manos, porque coincide en tamaño con el hueco de un nicho;
fresco y dulce como el de un animal, chupad mi corazón para que, al morir, sepan que hemos estado juntos.
Soy una de ellas porque mi corazón será abono. Porque mi sangre, que es la suya, sube y baja por mi cadáver como por escaleras mecánicas;
porque el fundamento de mi carácter, al descomponerse, se incorpora a una especie salvaje
que ladra y que hiere y que te lleva a su terreno, que ignora las afrentas, que jamás se extinguirá.

Read Full Post »

destilaciones: elena medel

[Destilaciones obtenidas de: Tara. Elena Medel. Ed. DVD. 2ª edicion, Romanyà/Valls, marzo de 2007.]


El universo medía ochenta metros cuadrados. Disponía de una cocina minúscula en la que embadurnar las tardes, su voz olía a violeta, un balcón a la avenida desde el que comprobar que ningún cuerpo desobedecía a su órbita.


bajo la lengua, una brújula apunta al suelo:
el mecanismo de la vida de mi hija me vino por correo aéreo, desmontado


igual que el viento decreta qué árboles no sirven


Ella creció con un vestido negro atado a los tobillos


En la familia de mi madre los hombres no viven más de cuarenta años. A las mujeres nos crecen las líneas de la palma de las manos, por el brazo ascienden a plagarnos el rostro, de un vistazo proclaman nuestra edad, naturaleza abierta.


Con un cuchillo
hasta catorce años
me conté


En el infierno han reservado un sofá propicio para mis hermanas. Yo estoy sentada, dormida junto a Ella, y tomo su mínima mano que sangra,
tomo su mínima mano con fuerza hasta que escucho quebrársele el dedo anular, pero el dolor lo siento yo, junto a ella


nos pasa cuando vamos al campo y nuestros padres se alejan en el coche, mareando los párpados al aire.


Hay mujeres bilingües sólo ante los desconocidos.


Rut hiere cuando habla, convierte las heridas en valles que repoblar


Tus zapatos son mágicos, me dijo.Pierde uno y ganarás un marido. Vende dos y ante ti se revolverán las semillas de tu reino.


Cuándo aprenderás a no mostrarme álbumes de fotos con gente a la que has sobrevivido.


Sus palabras bailarán en mi cabeza, hibernarán en una estantería y las calentaré cuando las necesite


rezo para que tu descanso siempre eluda la paz


y mis ojos
resbalan en mis manos
húmedos
como el pez del invierno


La noche de tu muerte
Dios acribillaba a gargajos el cristal de mi ventana.


Mi corazón perverso se ha calmado

Read Full Post »

La pelea en Rosefour Park ¿recuerdas?
Aquel coloso arrancó la luna del cielo
y se la clavó en el pecho al muchacho.
Llovieron dientes toda la noche
y nosotros paseamos, riendo,
porque al fin podríamos leer el I Ching
en la calle.

le pregunté: ¿debo ser un hombre bueno?
Y lancé los dientes: undécimo hexagrama.
Thai. Paz.
Pero las líneas marcaban un seis:

El muro cae en el foso.
El ejército es inútil ahora.
Da tus órdenes dentro de tu propia ciudad.
La perseverancia trae humillación.

Te gustan las historias
en las que soy un hombre bueno,
por eso escribo: nunca he combatido,
para alejarme de ese hombre
¿no lo comprendes?
Cuando alguien es humillado en mis poemas,
es precisamente el hombre bueno
el primero en caer.

Read Full Post »

heladería

una anciana se sienta enfrente y pide un gran helado de mostaza todo es horriblemente normal salvo por el hecho de que cubre su rostro con la imagen de una hermosa joven a la que se le ha borrado la boca de manera que la cuchara golpea constantemente en el rostro y el helado cae y la imagen se arruga y se ensucia mostrándonos su inevitable tuétano su anfitriona perversa que desde el fondo

nos sonríe

a fondo

Read Full Post »

frío

se desnudó ante la mirada caliente del abrigo

y en su hombro descubrió

abandonado

el nido

Read Full Post »

Y era ya tan mal poeta
que no sabía llegar hasta el fondo

escribió Blaise, con ojos de papagayo y cantando travestido.

El mismo monje que le brindó la historia de Novgorod
me contó estas cosas:
que fue liberado de la cárcel de su nombre
cuando dijo aquello del fondo
y ardió espontáneamente frente a un televisor llamado,
cariñosamente, Juana de Francia.

Cuando era niño,
mis padres compraron una vajilla turca con motivos eróticos.
Aprendí entonces a apurar la sopa vertiginosamente.
Pero después de varios platos entendí que, en verdad,
el fondo, en su repetición, no era tan interesante.

y que la búsqueda es en lo que oculta

y que el final del poema es la decepción.

Read Full Post »

Older Posts »